Richard Melgarejo Antezana: Varias veces Campeón Nacional y Metropolitano de Pisco Sour

Febrero 18, 2020 - Alexiel Vidam

Richard Melgarejo Antezana: “Quiero quitar esa idea equivocada que tiene el peruano de que el Pisco Sour se hace con cualquier Pisco”

Varias veces Campeón Nacional y Metropolitano de Pisco Sour, Richard Melgarejo Antezana es un bartender “todo-terreno”. Retirado de las competencias desde 2013, Richard ejerce como jurado, profesor de coctelería, entrenador para competencias cocteleras, brand ambassador, y productor de eventos relacionados al Pisco Sour, en su restaurante El Rosedal de Surco.

“Cuando comencé a competir, en el 2004, yo era tan malo que de 3, quedaba cuarto” —señala Richard entre risas—. “En el 2005, la cachetada que me cayó para reaccionar, fue cuando tuve de jurado a Johnny Schuler y no hice un buen papel. Me quedé muy picón. Pero empecé a juntarme con los grandes. Aprendí observando. En mi época no había alguien que te enseñe y te suelte los tips; a lo mucho te dejaban mirar y hacer preguntas”. Y le dio resultado, pues resultó campeón en Lima en el 2006, 2007 y 2008. En el 2006, además, tuvo la oportunidad de sacarse el clavo; competió nuevamente ante Johnny Schuler y campeonó.

Para Richard, el secreto principal para preparar el mejor Pisco Sour, es la actitud: la seguridad y la pasión trabajando mano y mano para dar lo mejor de uno mismo. “A mis alumnos siempre les digo ‘chicos, lo primero es la actitud, la pasión, tienen que creer en ustedes’. Les transmito seguridad; cada vez que van a competir les digo que salgan  a divertirse. No es lo mismo hacer ‘tragos’ que hacer buenos cocteles. Todo el mundo cree que puede hacer tragos, pero a la hora de hacer buenos cocteles, el estado anímico influye mucho”.

En cuanto a detalles más técnicos, Richard nos menciona algunos puntos básicos para preparar un buen Pisco Sour: elegir un buen Pisco, enfriar las copas, saber tratar los ingredientes, saber batir, y “bautizar” la coctelera. “Cuando iba a concursar, siempre me iba a un rincón y utilizaba una pisquita de un Pisco súper fino para aromatizar mi coctelera. Yo decía que la ‘bautizaba’. Ahora muchos lo hacen con spray, pero yo lo hacía de manera artesanal”. En cuanto al trato de los ingredientes, Richard nos cuenta que lava los limones, los deja remojar y los exprime tan delicadamente que utiliza hasta 5 limones para obtener una onza. Luego, lo cuela 2 o 3 veces. Y añade: “El limón debe prepararse máximo dos minutos antes de competir, sino el sabor se te va cayendo; es muy delicado”.  Sobre la forma de batir, Richard nos suelta un tip bastante peculiar: “Hay que pararse con un pie adelante y el otro atrás, como si fueses a pelear. Cuando mueves así, y bates solo con la muñeca (sin mover el cuerpo), homogenizas la mezcla y logras que la clara de huevo no produzca la capa de espuma perfecta.”

Vale decir que, todos los años y con motivo del Día del Pisco Sour, Richard organiza el Pisco Sour Fest en su restaurante El Rosedal de Surco, una exhibición donde los mejores bartenders rinden homenaje a nuestro trago bandera en medio de una puesta en escena que incluye música y danza. “Mi intención es exponer a los nuevos valores de la coctelería utilizando los mejores Piscos. Quiero quitar esa idea equivocada que tiene el peruano de que el Pisco Sour se hace con cualquier Pisco. ¿Acaso cuando te vas a tomar un ron eliges cualquier marca? ¿Por qué uno está dispuesto a gastar 80 soles en un ron pero no en un Pisco? Al Pisco Sour hay que tenerle respeto. Yo, personalmente le debo mucho al Pisco Sour; me abrió muchas puertas.” —finaliza Richard.


Te puede interesar